Entrevista a Joan Margarit

19/1/11

Mientras cuento la historia para mí,
miro los últimos pájaros que pintaste.
Aquí, en el lado lóbrego del muro,
¿de qué forma podría pagar esta ilusión
de sentirte en la brisa de un instante?.
Joan Margarit


Este martes, después del parón navideño (un parón que se volvió excesivamente largo), no era un martes más, pues nos visitaba Joan Margarit y nuestra emoción resultaba palpable.

Aprovechando que Joan venía a Mérida invitado por el Aula Literaria Jesús Delgado Valhondo, le propusimos que nos acompañase en La voz en espiral y compartiese una hora de poesía con todos vosotros. Su respuesta en sentido afirmativo fue inmediata, lo que le agradecemos enormemente.

Un tanto cansados de nieblas que ocultaron el sol bastantes días seguidos, este martes amaneció frío y con nieblas que enseguida se disiparon para dejar paso a la luz que tanto nos alimenta y se agradece en este tiempo frío.

Habíamos quedado con Joan Margarit en el Parador Nacional "Vía de la Plata" un poco antes de nuestra emisión en directo, y puntual nos esperaba en la recepción del hotel. Luego de un corto y placentero paseo por la calles céntricas de Mérida, y cuando charlábamos amigablemente (para romper ese hielo primerizo), una botella de agua descorchada nos bautizó alegremente y todo resultó mucho más ameno, fue una hora inolvidable y que quisiéramos se convirtiese en unas cuantas más para llegar a conocer mejor al ser humano que es Joan Margarit.

En el programa, además de la entrevista a Joan Margarit, apenas tuvimos tiempo para leer un poema de Mª do Carme Kruckenberg de su último libro "A voz da auga" en nuestra sección de Versos galaico-portugueses y hacernos eco de las novedades en nuestras Notas al margen.

Terminamos la emisión y después de unas fotos para nuestro álbum, continuamos la conversación por las calles llenas de gentes en un día agradable para el paseo. Partícipe de estos momentos tan entrañables fue nuestro hijo Pedro, que enseguida se prendó de Joan; luego nos contó lo feliz que se sintió compartiendo con "este señor" unos momentos tan agradables, podemos decir llenos de humanidad que tanta falta nos hace.

De vuelta al Parador, quedamos para su conferencia (magistral por cierto), y nos despedimos con la sensación del que pierde algo, algo tan hermoso como el poder compartir un poco más de su tiempo. Gracias Joan.

También agradecemos a Pilar-Nieves García y a Elías Moro, que dirigen el Aula JDV su complicidad.

Fotos: Pedro Díaz

0 comentarios: